¿Cómo se calculan los índices bursátiles?

¿Cómo se calculan los índices bursátiles?

Hola de nuevo tiburaos. He tenido unas semanas loquísimas de curro y no he tenido tiempo de escribir pero he vuelto y aunque esta vez será más breve, hoy vamos a hablar de cómo se calculan los índices bursátiles. 

Después de las preguntas que lancé a través de Instagram, me di cuenta de que hay muchas cosas del día a día que aún no entendéis y quiero deciros que no es vuestra culpa, es culpa del sistema que os quiere desinformados para poder manipularos a su antojo. 

Por eso hoy estoy aquí, porque quiero que entiendas todas las cosas que se escuchan en las noticias todos los días. Quiero que sepas qué ocurre cuando alguien dice que el Dow Jones está por debajo de los 31000 puntos o que la prima de riesgo en España está en 68 puntos. Quiero que lo entiendas todo y por eso dedicaré varias píldoras que, aunque serán más cortas y sencillas, te ayudarán a entender lo que ocurre cada día en el mundo financiero.

como se calculan los indices bursatiles

Dicho esto, vamos a empezar con el primer capítulo de una sección a la que voy a llamar “Entendiendo las Noticias”.

En el primer capítulo, hablaremos de cómo se calculan los índices bursátiles, es decir, de qué significan todos los números que veis siempre acompañados de los nombres de los principales índices del mundo pero también hablaremos de la capitalización bursátil, otra de las preguntas que lancé a través de la cuenta de Instagram. 

A partir de hoy, entenderás lo que significa la imagen que he puesto justo arriba. Cada día estás más cerca y eso me hace sentir orgulloso de mi pequeño ejército de tiburaos.

¿Qué es un índice bursátil y qué tipos hay?

La teoría dice que un índice bursátil es un índice de referencia financiero que se crea a partir de un conjunto de valores cotizados en una bolsa de valores específica.

La teoría siempre intenta buscar palabras bonitas para que las cosas parezcan más difíciles pero yo te lo voy a explicar para que lo entiendas de una. Atiende.

Un índice bursátil no es más que un número que refleja el estado y valor de todas las empresas que cotizan en ese índice. Por tanto, un índice de empresas nos muestra el estado en el que se encuentran las empresas de ese mercado en específico.

Por ejemplo, si el IBEX 35 baja, sabemos que las acciones de las empresas que cotizan en ese índice están bajando también de forma generalizada. ¿Y por qué digo de forma generalizada? Porque no tienen por qué bajar todas las empresas para que el índice baje. Y ahora te voy a explicar por qué.

Para ello, primero tenemos que hablar de los tipos de índice que existen.

Hay dos tipos de índices, los índices ponderados y los índices no ponderados. La diferencia entre ambos tipos de índice radica en la forma para calcularlos. Así que para empezar, vamos a explicar cómo se calculan los dos tipos de índices.

Los Índices No Ponderados

Para que lo entiendas rápido y pronto, este tipo de índice se calcula a partir del precio de las acciones del mismo. Los índices no ponderados muestran una media del precio de todas las acciones que conforman el índice.

Este tipo de índices es minoritario pero es necesario que lo conozcas ya que el Dow Jones, uno de los índices referencia del mercado estadounidense, entra dentro de este grupo.

Para que lo entiendas mejor, vamos a inventarnos un índice no ponderado que tiene 3 empresas, llamado “Índice Tiburao”. Imaginad que a día 4 de Marzo de 2021, las empresas acaban con un precio de cierre de sus acciones así:

-La empresa A cotiza a 20€ por acción

-La empresa B cotiza a 10€ por acción

-La empresa C cotiza a 6€ por acción

Nuestro “Índice Tiburao” se calcularía de la siguiente forma: 

  1. Sumamos el valor del precio de las acciones: 20+10+6= 36
  2. Dividimos entre el número de empresas: 36/3= 12 puntos

Nuestro índice cotizaría a día 4 de Marzo a 12 puntos. Este sería el primer día del índice y lo lógico sería pasar esos 12 puntos a una base 100 o 1000 pero luego os explicaré cómo va esto.

Ahora el siguiente día, el 5 de Marzo de 2021, las empresas acaban cerrando el día con los siguientes precios:

-La empresa A cotiza a 30€ (+10€) por acción

-La empresa B cotiza a 8€ (-2€) por acción 

-La empresa C cotiza a 10€ (+5€) por acción

Hacemos las mismas operaciones: (30+8+10)/3= 16 puntos

Nuestro “Índice Tiburao” cotizaría a día 5 de Marzo a 16 puntos, lo que supone un aumento de 4 puntos

Como puedes ver, aunque el índice haya aumentado su valor, hay una empresa que ha bajado su valor en 2 euros. Por eso el índice es una referencia porque te dice cómo está la situación general del mercado, no te dice la situación de cada empresa individualmente.

¿Hasta aquí todo bastante sencillo verdad?

Antes de acabar con este tipo de índices, tienes que saber que, aunque estos índices son muy fáciles de calcular, tienen una gran desventaja y es que al ser una media de los precios de las acciones, las acciones que tengan precios más altos van a tener mayor influencia en el valor del índice, independientemente de si esta empresa tiene una influencia mayor o menor en ese mercado.

En el caso de nuestro “Índice Tiburao” esto se explicaría así:

Para el día 4 de Marzo, recordemos que:

-La empresa A cotiza a 20€ por acción

-La empresa B cotiza a 10€ por acción

-La empresa C cotiza a 6€ por acción

Aplicando una simple regla de 3 para ponderar (Si 36€ es el 100% del índice, cuánto % de valor es 20€, 10€ y 6€ respectivamente), obtenemos que:

-La empresa A tiene un peso en el índice del 55’55%

-La empresa B tiene un peso en el índice del 27’78%

-La empresa C tiene un peso en el índice del 16’67%

Obviamente, los tres porcentajes suman el 100%, que es el valor total del índice. Lo importante aquí es que os deis cuenta de cómo los precios más altos (en este caso la empresa A) tienen un mayor peso en el índice independientemente de que esa empresa sea la más importante del mercado o no.

Además, este tipo de índices no tiene en cuenta otros tipos de acontecimientos que se dan dentro de las empresas del índice pero que afectan directamente al índice como pueden ser fusiones de empresas, absorciones de empresas, quiebre de empresas, pago de dividendos, split de acciones y otros.

Los Índices Ponderados

Los índices ponderados son aquellos que se calculan teniendo en cuenta la capitalización bursátil de las empresas que forman parte del índice.

Cómo también hubo otra pregunta en Instagram acerca de qué era la capitalización bursátil de una empresa o activo, creo que es el momento perfecto de explicarlo antes de seguir con los índices ponderados.

La capitalización bursátil es el valor de una empresa o activo que cotiza en bolsa. Para calcular la capitalización bursátil de una empresa, solo tenemos que multiplicar el número de acciones que la empresa tiene en circulación por el precio de la acción.

Ojo porque he dicho acciones que la empresa tiene en circulación, es decir, que se pueden comprar y vender libremente. Esto es importante remarcarlo porque las empresas también pueden tener acciones que no están disponibles para su compra o venta.

Por ejemplo, imagina que la empresa A tiene 1.000.000 de acciones en circulación a un precio de 5€ por acción. La capitalización bursátil de la empresa A en este caso es de 5.000.000€.

como se calcula el nasdaq 100

Una vez explicada la capitalización bursátil, volvamos a los índices ponderados.

Los índices ponderados son los más comunes y utilizados en el mundo financiero ya que son los que ofrecen una visión más clara y representativa de la situación del mercado. El IBEX35, el SP500, el NASDAQ, el DAX y otros muchos índices son de este tipo.

En este caso, para construir un índice ponderado se tienen en cuenta dos factores: el precio de la acción y la capitalización bursátil de la empresa.

Como siempre hago, lo mejor para que entendáis lo que voy explicando, es aplicar el conocimiento a un ejemplo práctico.

Para esta ocasión, vamos a imaginar que vamos a crear un índice ponderado llamado “Índice Sin Humo”. Al igual que antes, dentro de este índice tenemos 3 empresas con los mismos precios que el otro índice, sin embargo ahora tenemos que calcular la capitalización bursátil de cada una de estas 3 empresas.

Así pues, para el día 4 de Marzo tenemos:

-La empresa A cotiza a 20€ por acción, tiene 100 acciones en circulación y por tanto una capitalización bursátil de 2000€

-La empresa B cotiza a 10€ por acción, tiene 300 acciones en circulación y por tanto una capitalización de 3000€

-La empresa C cotiza a 6€ por acción, tiene 1000 acciones en circulación y por tanto una capitalización de 6000€.

Los totales en este caso serían: 36€ de valor, 1400 acciones en total en circulación y una capitalización total de 11000€.

Poniendo los numeritos en modo fácil

Estos 11.000€ de capitalización total podrían ser el valor base inicial de nuestro “Índice Sin Humo”  en su primer día pero el problema es que en la vida real, hay empresas que tienen una capitalización bursátil de billones de dólares por lo que sería muy lioso trabajar con índices que tienen números tan largos.

Imagina un índice pasa de 3212212145 a 312315154. Estos son  demasiados números para procesar en nuestro cerebro así que en su día se tuvo que buscar una solución para poner los numeritos en modo fácil.

Lo que se hace en estos casos es pasar el valor inicial de nuestro índice a una base 100 o 1000. Esto simplemente se basa en buscar un divisor para que los 11000€ de valor inicial valgan por ejemplo 1000. El divisor sería en este caso 11 (11000/11=1.000). Ahora ya tenemos que el primer día de nuestro índice ha empezado en el valor 1000, ¿un numerito mucho más fácil de leer no?

Este divisor puede verse modificado por diferentes acontecimientos como las absorciones de empresas, las fusiones, las quiebras, los splits, los dividendos, etc. Esto se hace para evitar que dichos acontecimientos provoquen alteraciones muy grandes en el índice. Simplemente al cambiar el divisor, el índice continúa con un comportamiento normal. Os pongo el ejemplo del índice sobre el que yo opero, el SP500 de EEUU. 

¿Veis que numeritos tan sencillos de leer? Pues en ese índice hay empresas como Amazon con una capitalización de más de un trillón de dólares. Esto sería un número tal que así 1.499.000.000.000.000.000. Imaginad si el índice tuviera esos números.

como se calcula el sp500

Por otro lado, la ponderación hay que hacerla respecto a la capitalización bursátil, no respecto al precio de la acción. La regla de 3 (si 11000€ es el 100% del índice, qué porcentaje corresponde a 2000€, 3000€ y 6000€ respectivamente) nos daría estos resultados:

-La empresa A tiene un peso en el índice del 18’18%

-La empresa B tiene un peso en el índice del 27’27%

-La empresa C tiene un peso en el índice del 54’54%

¿Veis como ahora, la empresa C es la que más importancia tiene en el índice?

Eso es porque la empresa C es la más importante del índice aunque el precio de sus acciones sea menor. Es la más importante porque es la empresa con mayor capitalización bursátil y recordemos que la capitalización bursátil es el valor de la empresa.

Por eso en el IBEX 35 por ejemplo, es más importante el comportamiento de Inditex que cotiza a 27€/acción antes que el de Cellnex, que cotiza a 41€/acción. Esto se traduce en que, aunque el precio de Cellnex sea mayor, si Inditex sube un 20%, el índice va a notar una mayor subida que si esa subida se da en las acciones de Cellnex.

Esta ponderación basada en la capitalización bursátil es a veces también una desventaja de este tipo de índices ya que a veces podemos encontrarnos con situaciones donde el índice suba o baje pero dicho movimiento solo refleje en el comportamiento de las acciones con mayor ponderación del índice.

Volviendo al ejemplo del IBEX 35, si las 10 empresas con mayor peso dentro del índice (Inditex, Iberdrola, Santander, BBVA, Amadeus, etc) suben pero las 25 restantes bajan, el índice va a marcar un crecimiento ya que esas 10 primeras empresas ponderan más del 60% en el índice y por tanto su influencia en él es mayor que las otras 25 restantes.

Creo que me he explicado bien, ahora vayamos al 2º día de nuestro “Índice Sin Humo”:

Para el día 5 de Marzo tenemos:

-La empresa A cotiza a 30€ por acción, tiene 100 acciones en circulación y por tanto una capitalización bursátil de 3000€

-La empresa B cotiza a 8€ por acción, tiene 300 acciones en circulación y por tanto una capitalización de 2400€

-La empresa C cotiza a 10€ por acción, tiene 1000 acciones en circulación y por tanto una capitalización de 10.000€.

La cotización total ascendería a 15.400 euros, que, dividido por el divisor para pasarlo a base 1000 (recordemos que era 11), nos daría 1400 puntos en el día 2 del índice, lo que supone un aumento de 400 puntos (recordad que el 1º día lo ajustamos a base 1000), o lo que es lo mismo, el “Índice Sin Humo” ha crecido aumentado en el día 5 de marzo un 40%.

Y así se calculan los índices cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo que el índice marca un valor distinto.

¿Os habéis dado cuenta como al pasar el valor del índice a una  base 1000 es mucho más sencillo ver su movimiento?

Reflexionando para terminar

Espero que después de leer esta píldora entiendas tanto lo que es un índice como lo que es la capitalización bursátil. Debes entender por qué vemos un número siempre al lado de los índices y sobre todo qué indican y cómo están calculados dichos índices. Es esencial para el correcto entendimiento de la economía y los mercados.

Ahora ya estás un pasito más cerca y puedes entender otro tipo de noticias de las que echan en la televisión cada día y antes no entendías.

Espero que cada vez que escuches noticias sobre índices sonrías porque entiendes lo que dicen. 

Espero que en ese momento también te acuerdes de este pequeño lugar llamado Inversión Sin Humo.

Hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *