El Perfil Inversor: Definición y Tipos

El Perfil Inversor: Definición y Tipos

Hola de nuevo, esta es la tercera vez que nos vemos y cada día que me pongo a escribir lo hago con más ganas porque cada vez sois más los que preguntáis acerca de este mundo tan particular. Vuelvo a repetir, gracias por volver y espero que antes de leer esta píldora, hayas leído las dos anteriores. Intento escribir de manera que esta web acabe siendo una guía gratuita de cómo invertir, en la que cada píldora sea un paso necesario que tienes que hacer antes de ponerte a invertir sin tener ni puta idea de lo que estás haciendo.

Dicho esto, quiero recordarte que suelo estar más activo en Instagram, intento subir contenido diario para enseñaros cosas sencillas del día a día sobre los mercados así que si no me sigues, ya estás tardando. Y si ya lo haces, estás tardando en recomendarle a un amigo esa maravillosa cuenta donde puede recoger un poco de conocimiento gratis, libre y sin intereses.

Lo que hoy te voy a contar no es nada más ni nada menos de las opciones más habituales que se presentan a la hora de invertir según el perfil inversor que tengas. Sin embargo, antes de contarte cuántas opciones tienes y qué es lo que yo sé de cada una de ellas, tengo que decirte que lo primero que tienes que hacer una vez has decidido invertir, es conocer qué tipo de inversor eres o dicho de otro modo, qué perfil de inversor tienes.

Los tipos o perfiles de inversores

El perfil de un inversor no es más que la relación que existe entre el capital que estás dispuesto a arriesgar y lo que esperas conseguir después de arriesgar dicho capital. Dicho de otro modo mucho más claro, el perfil de un inversor no es más que la capacidad que tiene un inversor para aguantar el estrés de una inversión sin perder pelo, sueño o directamente, su vida.

Y esto amigo mío, es extremadamente importante que lo entiendas antes de depositar un solo euro en cualquier producto financiero. Y sé de lo que hablo porque he conocido a muchas personas que se pasaban las noches en vela viendo el gráfico de una acción/cripto/índice para ver si subía o bajaba un dólar y personas que sufrían tanto estrés que acabaron dejando a su pareja de lo insoportables que eran. En el caso más extremo, también he conocido a personas que han arriesgado los ahorros de toda una vida sin tener en cuenta el riesgo que corrían para acabar queriendo acabar con su propia vida por el sentimiento de culpa que tenían después de haberlo perdido todo.

tipo de inversor

Verás, lo bueno del mundo de las inversiones y los mercados financieros, es que hay todo tipo de opciones para invertir tu dinero. Esto significa que da igual el tipo de persona que seas y la aversión al riesgo que tengas (miedo a perder dinero) porque siempre va a haber una opción de inversión que se ajuste a tu perfil y a tus necesidades como inversor. Por favor, vuelve a leer este párrafo antes de continuar leyendo.

Dicho con otras palabras, puedes invertir tu dinero tanto si eres el más cagado del planeta que se asusta con solo ver un gráfico hasta si eres el más sudapollista de la historia, aquel que le da igual si un día está en su casa y al siguiente viviendo debajo de un puente. Pero siempre, siempre, siempre tienes que tener en cuenta que una inversión no es más que una decisión que se basa en meter un dinero en un sitio con la esperanza de que te devuelva una rentabilidad a cambio y para ello tienes que analizar cuántas probabilidades (mayores o menores) quieres tener en tu balanza para obtener dicha rentabilidad.

Por todo esto que te acabo de contar, es sumamente importante que te conozcas a ti mismo como inversor. Tienes que saber qué eres capaz de aguantar para incrementar tus ingresos y tu patrimonio. Y tienes que saberlo con certeza extrema, porque te aseguro que en el momento que inviertas en algo cuyo comportamiento no eres capaz de soportar, estarás destinado a una angustia interna y a un estrés que te llevarán posiblemente a la errónea decisión de no invertir en nada nunca más. Y esto querido lector/a, es cortarte las alas antes de empezar, algo que yo quiero evitar a toda costa.

Así, después de soltarte esta advertencia y consejo, te invito a conocer los principales perfiles de inversor que existen, que a groso modo, son 3.

Inversor conservador

Este tipo de inversor se caracteriza por tener una aversión al riesgo mayor, es decir, tiene una capacidad para asumir pérdidas bastante limitada y no quiere sufrir en la medida de lo posible, la posibilidad de perder dinero en grandes cantidades o porcentajes. 

Este tipo de inversor buscará productos cuyo riesgo sea pequeño y por consiguiente, cuya rentabilidad sea menor. Si ganas en tranquilidad, pierdes en rentabilidad. Eso siempre será así en el mundo de las inversiones y cuando no te lo vendan así… ¡¡¡CUIDADO!!! ¡¡Te quieren estafar!!

Los productos más comunes en los que invierten este tipo de inversiones son el típico depósito a plazo fijo de los bancos, los seguros de ahorro (PIAS), los fondos de inversión conservadores, bonos del estado, letras del tesoro, obligaciones del tesoro y acciones de empresas consolidadas (blue chips) entre otras muchas opciones cuyas rentabilidades son muy bajas (a veces incluso inferiores a la inflación), pero cuyo riesgo es prácticamente nulo.

Imagina un país como Alemania en quiebra o una empresa como el banco Santander en bancarrota. ¿Es posible que todo se vaya a la mierda? Por supuesto, pero las probabilidades son muy pequeñas, por lo que tu riesgo es escaso o prácticamente inexistente.

No te preocupes si no sabes qué son esos productos raros de los que te he hablado, recuerda que con cada píldora que consumas, estarás más cerca de saber y sobre todo, de poder decidir por ti mismo. Ten paciencia, quédate conmigo y lee cada semana. Así podrás aprender qué son cada una de esas opciones y cómo puedes invertir en ellas. Esto se aplica a cada uno de los productos que mencionaré a lo largo de esta píldora. No puedo contártelo todo en una sola píldora porque no tendrías tiempo de afianzar los conceptos correctamente en tu cerebro. Por eso te dejo una semana entre píldora y píldora. Bueno, por eso y porque no tengo más tiempo.

Inversor moderado

Como ya seguramente habrás supuesto, este tipo de inversor es el punto medio entre los dos extremos. El perfil de este inversor se caracteriza porque es capaz de asumir riesgos mayores que los inversores conservadores pero nunca arriesgará su dinero en productos que tengan un riesgo excesivo para su cartera. Es decir, es capaz de sacrificar un poco más si la rentabilidad merece la pena, pero no va a tirar la casa por la ventana porque es consciente del peligro que ello conlleva.

Digamos que si eres de este tipo de inversor, quieres llevar un equilibrio entre rentabilidad y seguridad por lo que seguramente, tu cartera de inversión podría tener productos de ambos extremos pero repartidos de una forma balanceada. Un ejemplo de ello puede ser que por ejemplo tengas una pequeña parte de tu capital en acciones de nuevas empresas tecnológicas del Nasdaq 100 pero también tengas una parte mayor de tu capital en un depósito a plazo fijo. Muchas veces, en el equilibrio se encuentra la paz.

Inversor agresivo

En este perfil inversor encontramos a los putos yihadistas de las finanzas (entre los que me incluyo) dicho de una forma bastante vulgar. A este inversor/a se la suda el riesgo, y para él o ella, el riesgo no es una variable a tener en cuenta en su ecuación de la rentabilidad. 

Esta persona seguramente tenga el sudapollismo como forma de vida y lo único que quiere es aumentar al máximo su rentabilidad asumiendo el riesgo que sea necesario. Cero miedo significa posibilidad de hacerte libre financieramente muy pronto, pero ojo a la hostia que te puede meter el mercado si no le tienes respeto. En la historia ha habido cientos de personas que se han suicidado después de perderlo todo, y eso ha ocurrido porque no analizaron bien su capacidad de asumir la pérdida antes de invertir.

Este tipo de loco suele hacer trading intradía, scalping (en mi caso), swing trading, trading con criptos y también invierte en fondos de inversión arriesgado, acciones de gran volatilidad (small caps), opciones binarias y otros productos que en definitiva te dan mucha rentabilidad a cambio de un gran riesgo. Obviamente, el conocimiento que tienes que tener sobre los productos en los que inviertas es mucho mayor que si eres un inversor conservador o moderado.

Y es justo en este punto donde surgen muchos cabronazos sin escrúpulos que te hacen creer que puedes ganar rentabilidades increíbles en un tiempo muy corto. Sí, seguro que a ti también te han dicho que si quieres ser tu propio jefe, trabajar para ti, aprender a invertir y todo ese tipo de mierda así que espera porque tengo que decirte algo: HUYE DE ESE TIPO DE OFERTAS.

Sólo el 10% de las personas que se dedican a los mercados consiguen ser rentables y consistentes. Eso deja un grandísimo 90% de personas que se creen putas mentiras o se dejan llevar pensando que van a ser el puto Dan Bilzerian en 1 año y acaban perdiendo el poco dinero que han ahorrado o mucho peor, el poco dinero que sus padres le han prestado porque pensaban que su niño iba a ser el prodigio de los mercados. La culpa nunca es suya, la culpa es de estos cabronazos que prefieren vender su alma con tal de llevarse una comisión de mierda. 

El riesgo que toma este tipo de inversor se refleja en el apalancamiento que tengas en la inversión. Esto del apalancamiento es un concepto esencial para que sepas el peligro que corres si te consideras este tipo de inversor pero ya me he enrollado demasiado, así que te lo explicaré en píldoras futuras.

Al final de la píldora, viene la reflexión...

Como ya sabes, mi única intención es brindarte conocimiento para que tú mismo puedas decidir qué hacer y qué no hacer con tus ahorros. Espero que esta píldora te sirva para analizarte a ti mismo, descubrir qué tipo de inversor eres y qué es lo que te gustaría hacer con tu dinero. 

También espero que te quedes, porque te voy a explicar cada opción de inversión y cómo puedes aprender más sobre ella. Te hablaré de los conceptos que te suenan a chino y poco a poco, píldora a píldora, tendrás la cultura financiera básica para tomar una decisión sobre qué pasos debes tomar para conseguir un poco más de tranquilidad a final de mes.

Antes de despedirme, me gustaría pedirte que si de verdad has encontrado valor en esta píldora, la compartas en instagram con el hashtag #teamsinhumo mencionando el instagram de inversión sin humo donde cada día te doy mini píldoras de conocimiento junto con  curiosidades de los mercados, acciones, noticias y demás.

¡Gracias por quedarte hasta el final y espero verte pronto por aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *