Introducción a las criptomonedas​ (Parte 1)

Introducción a las criptomonedas

La semana que se está dando, con tantas noticias y tantas preguntas recibidas en Instagram, me hace pensar que mi función como despertador financiero la estoy cumpliendo bien.

Me gusta ver que gracias a las noticias que comparto y las conclusiones que saco de las mismas, muchos de vosotros y vosotras empezáis a daros cuenta de la velocidad a la que gira el mundo financiero y la gran cantidad de factores que hay en juego a la hora de realizar una simple inversión. 

Muchos te lo venden como que tu primera inversión está a un solo click de distancia pero la realidad es que, si no quieres ser carnaza para los monstruos que manejan el cotarro, tu inversión está a mucho análisis y estudio de la situación de distancia.

Pero bueno, vamos a lo que vamos. 

La semana pasada os hice una pequeña introducción al análisis técnico y hoy toca hablar o mejor dicho presentar un poco, el famosísimo mundo de las criptomonedas. 

No te preocupes porque ahondaremos mucho más en el mundo del análisis técnico. Pero si te presento muchas píldoras seguidas hablándote de lo mismo, muy posiblemente me mandes a la mierda y te deje de interesar el tema finanzas.

Y no queremos eso. Queremos invertir nuestros ahorros para poder hacer crecer nuestros ingresos. Así que vamos a seguir aprendiendo.

Te adelanto que voy a necesitar más de una píldora para esto porque hay muchísimo que contar y seguramente las píldoras no sean muy cortas.

Las criptomonedas en la actualidad

Estoy totalmente seguro de que has oído la palabra criptomoneda, bitcoin o blockchain alguna vez en tu vida. Si no lo has hecho,  probablemente vivas en una cueva o probablemente hayas estado en coma 30 años y te acabas de despertar.

Verás, el problema de las criptomonedas es que mucha gente cree saber qué son las criptomonedas pero realmente no tienen ni puta idea de lo que son o de cómo funcionan.

Me explico.

La gente cuando escucha o habla de bitcoin creen que simplemente es una moneda digital que sirve como un método de pago más. Lo mismo que la VISA del banco o Paypal. Lo mismito vamos. Y como muchos de vosotros sabréis, detrás de las criptos hay mucha tela que cortar.

Por eso creo que es hora de que alguien lo explique con palabras entendibles y no con términos que dificultan su entendimiento.

Por tanto, en esta píldora lo que voy a hacer es explicarte qué son realmente las criptomonedas y la tecnología que hay detrás de ellas. También voy a explicarte por qué están sonando tan fuerte en los últimos años y si veo que no se alarga mucho, te hablaré más en detalle sobre las dos principales criptomonedas: Bitcoin y Ethereum. En el caso de que se alargue mucho, lo dejaremos para futuras píldoras.

Qué son las criptomonedas

Voy a ser muy directo, las criptomonedas son, como su propio nombre indica, una moneda que se utilizan como medio de intercambio y  basan su funcionamiento en una tecnología llamada blockchain o cadena de bloques.

Esta es la versión oficial y aburrida. Ahora toca mi versión.

introduccion a las criptomonedas

Las criptomonedas son la revolución monetaria de nuestro siglo y al igual que cuando se pasó del trueque (cambiar caballos por cabras por ejemplo) al pago con oro (monedas) hace no sé cuántos miles de años, las criptomonedas cambiarán el mundo financiero actual tal y como lo conocemos, descentralizando absolutamente todo y quitando el poder a gobiernos y bancos mundiales sobre el poder adquisitivo de la gente. 

Vale, sé que estás pensando que el tío de Inversión Sin Humo ya ha vuelto a fumarse 50 porros pero no es así y te voy a explicar por qué

Verás, para entender la importancia de las criptomonedas, necesitamos entender la tecnología que hay detrás de ellas, el blockchain. Y es esta tecnología precisamente la que la gente no consigue entender. Vamos, que no tienen ni puta de cómo se crean estas criptomonedas, ni de por qué se crean ni de por qué son tan útiles en comparación a las monedas tradicionales que conocemos de toda la vida.

Blockchain: La tecnología que explica la revolución

Pues sí, tal y como ya habrás escuchado alguna vez, la tecnología blockchain o cadena de bloques es la que explica todo el percal de las criptomonedas. O dicho de otro modo, esta tecnología es la que explica el nacimiento y utilidad de las criptomonedas como revolución monetaria.

El blockchain amigos no es más que la solución definitiva para que los bancos dejen de ser el centro de todas las transacciones monetarias del mundo. Voy a explicaros cómo dejarán de serlo pero antes vamos a ponernos en contexto.

Los bancos y su forma de jodernos

Pensad fríamente lo que hace un banco.

Tenemos normalizado acudir al banco para gestionar nuestro dinero porque así ha sido durante cientos de años pero en realidad solo son instituciones que viven de comisiones e intereses que nos cobran por mover NUESTRO dinero. Es decir, los bancos CENTRALIZAN todas las transacciones entre personas y empresas, cobrando una comisión o interés por realizar este servicio.

Pero alguien dijo basta.

aprender a invertir

En pleno siglo XXI y con el desarrollo de internet, el misterioso Satoshi Nakamoto (aún no se sabe quién es, simplemente es un alias que utilizó en un blog para explicar su proyecto) lanzó el proyecto Bitcoin en 2009. Este “pequeño” proyecto quería descentralizar las transacciones monetarias, dejando a los bancos a un lado y convirtiendo a los propios usuarios en los verificadores de dichas transacciones. 

Como siempre, vamos a explicarlo con un ejemplo, que seguro que nos enteramos mejor de la película.

Imagina que tú, que estás en Banco Santander me quieres hacer una transferencia de 100 euros a mí, que estoy en BBVA (puedes hacerlo cuando quieras, pregúntame por instagram y te doy mi paypal).

El proceso normal de esta transacción es que tú, a través de tu banco me haces una transferencia. En ese momento, el banco retira 100 euros de tu cuenta y le comunica a mi banco que debe poner esos 100 euros en mi cuenta.

Es un proceso sencillísimo en el que obviamente, el señor de tu banco no lleva un maletín con un billete de 100 euros al señor de mi banco (sé que es obvio pero voy a explicar hasta lo más absurdo). Los bancos simplemente, mueven el dinero de un banco a otro haciendo simples cambios en los balances de las cuentas que ellos tienen. Estos balances son la suma de todo el dinero de los clientes de ese banco. En este caso, Santander anotará un cambio de -100€ y BBVA anotará uno de +100€.

Todo sencillo y fácil hasta ahora.

Y tú te preguntarás, ¿Y cuál es el problema?

El problema es que tanto tú como yo no tenemos ningún tipo de control sobre ese proceso de intercambio. Son nuestros bancos los que tienen toda nuestra información y los que tienen que autorizar y completar la transacción de dinero, estando tú y yo obligados a cumplir con sus condiciones y, obviamente, con sus COMISIONES.

El blockchain y su forma de joder a los bancos

Pues bien, aquí entra nuestro amigo Satoshi en escena y dice que cómo cojones vamos a permitir esta mierda en pleno siglo 21, que él tiene una solución mucho más conveniente tanto para tí como para mí. Te la explico.

El blockchain o cadena de bloques es una forma de estructurar de datos que elimina todos los intermediarios, es decir, DESCENTRALIZA la gestión de las transacciones entre personas, eliminando a TODOS los intermediarios.

Para que lo entiendas, el blockchain hace que, en la transferencia de 100 euros que tú me ibas a hacer a mí, el banco quede fuera de todo control siendo tú y yo (junto con muchos otros millones de usuarios) los que revisamos y completamos la transacción.

que es blockchain

Resumiendo, el blockchain no es más que un enorme libro de cuentas (como el que tienen los bancos) en el que todos los registros que hay en él, es decir, todas las transacciones, están confirmadas y verificadas por el resto de usuarios pertenecientes a dicha red.

Sobra decir que gracias a la criptografía, las transacciones están cifradas. Es decir, nadie tiene los datos personales de nadie pero todos los usuarios de la red de blockchain (se llaman nodos) pueden confirmar y verificar que esa transacción se ha hecho.

Una vez la transacción se ha verificado por los demás usuarios de la red, esa transacción junto con otras muchas de otros usuarios forman un bloque que ya no puede ser borrado ni movido de la cadena, ya que ese bloque (en el que está nuestra transacción) tiene información del bloque anterior de la cadena que a su vez tiene información de otras transacciones realizadas anteriormente. 

Por eso se llama blockchain, porque la información se guarda de forma cronológica en bloques encadenados, inamovibles y transparentes. Nadie sabe quién es nadie, pero todos saben qué transacción se ha hecho puesto que son los usuarios de la propia red los que VERIFICAN las transacciones.

En nuestro ejemplo, si tú me quieres enviar un bitcoin (te invito a hacerlo), el proceso sería el siguiente:

  1.  Tu presentas a la red tu intención de realizar esa transferencia a mi cuenta (nadie sabe que tú eres Pepito y yo soy el tío de Inversión sin Humo)
  2.  Los usuarios de la red (personas como tú y como yo) comprueban que tu cartera de bitcoin tiene fondos y anotan nuestra transacción en un bloque.
  3.  Otros muchos usuarios, simultáneamente, realizan transacciones que se comprueban de la misma forma y se añaden al mismo bloque a la que se añadió nuestra transacción
  4.  Cuando el bloque tiene una cantidad determinada de transacciones registradas, el bloque se VALIDA y forma parte de la cadena, siendo a partir de ahí inamovible. Es información que no se puede editar, ni borrar ni hacer nada con ella. 

Este último punto, el de VALIDAR un bloque entero es lo que llamamos MINAR. Sí amigos, la famosa minería de bitcoin es solo una parte más del proceso. Pero esto ya te lo explico en la siguiente píldora junto con otras muchas cosas porque esto se está haciendo larguísimo.

Para que termines de entenderlo, te voy a poner esta foto que te va a aclarar todo mucho más. (en la foto pone que nuestra transacción se presenta como un bloque pero en realidad en un bloque se incluye información de más transacciones, no solo de una)

Como habrás podido entender, en esta maravillosa tecnología en la que los usuarios tienen el poder, los bancos y por ende, los gobiernos, quedan totalmente FUERA y no se pueden llevar su tajada como llevan haciendo cientos de años.

Ahora ya sabes uno de los motivos que están frenando la implementación de esta forma de pago a nivel mundial. 

Por un lado, los gobiernos y bancos no pueden permitirse que el dinero se escape de su control y están intentando frenar esto a toda costa con regulaciones y criptomonedas propias y por otro lado, esta tecnología tiene mucho que mejorar en cuestión de velocidad y rendimiento. 

Pero tranquilo, de todo esto hablaremos la semana que viene porque me he quedado con muchas cosas por contarte que te harán despertar y ver la realidad del panorama.

Hay mucho por lo que reflexionar

Tengo todavía que contarte un millón de cosas más. Es imposible contarte todo lo que conlleva el blockchain y las consecuencias del mismo en una sola píldora. Necesitaría escribir más de 50 folios para quedarme tranquilo.

Esto solo ha sido el principio para que vayas entendiendo la potencia del blockchain. Quiero que te hagas preguntas y que no dudes en hacérmelas a través de email o instagram, como siempre.

En la próxima píldora te hablaré de la minería de bitcoin, de las consecuencias que tendría implementar esto, de las ventajas y desventajas que tienen las criptomonedas, de la seguridad de la red, de las transacciones no monetarias y de muchas otras cosas más.

De verdad, que es la vez que más cosas me han quedado por contar.

No me enrollo más.

Espero que te haya gustado y sobre todo, que lo hayas entendido. Recuerda compartirlo si de verdad te ha servido para entender todo esto porque así ayudarás a más gente y también me ayudarás a mí.

Buena semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *