Tendencias, Soportes y Resistencias: Cómo empezar a graficar

Tendencias, Soportes y Resistencias: Cómo empezar a graficar

Hola de nuevo querido amig@, esta semana volvemos a la carga con algo tan esencial para las inversiones como es el análisis técnico. Hace varias semanas ya escribí una primera píldora que era una introducción sobre el análisis técnico, donde explicaba en qué consistía y para qué servía a la hora de realizar una inversión. Así que si no has leído esa píldora, ya puedes ir inmediatamente a conocer los principios básicos del análisis técnico.

Esta semana daremos un pasito más para que empecéis a entender los gráficos de precios de cualquier tipo de activo o mercado, explicando qué son las tendencias, los soportes y las resistencias y sobre todo cómo dibujarlos en un gráfico

Digamos que este es un primer paso para entender esos gráficos que muchos ponen en redes sociales para fardar de que hacen algo muy difícil de entender pero que si estudias y te interesas en ello, en realidad son más sencillos de lo que parecen.

Antes de empezar quiero que sepas que al final del vídeo tendrás un vídeo en el que te explicaré gráficamente cómo pintar estas líneas en el gráfico, para que cuando acabes de leer la píldora, puedas ver cómo utilizar lo aprendido en un gráfico real.

La tendencia: La esencia del análisis técnico

El concepto de tendencia, como dice el gran John Murphy, es absolutamente esencial para entender el enfoque técnico del análisis de los mercados ya que todas las herramientas que están a manos del trader, tienen como único propósito medir e identificar la tendencia para poder participar en ella.

Así, Murphy define la tendencia como la dirección del mercado que se analiza, es decir, en qué dirección se está moviendo el precio. En otras palabras, la tendencia de un mercado se basa en dibujar una línea que señale la dirección del mercado.

Entender el movimiento del mercado y por consiguiente de las tendencias es esencial para encontrar zonas de compra y venta en el mercado. Por ello, tenéis que saber que el precio se mueve solamente de 3 formas, hacia arriba, hacia abajo o de forma lateralizada.

De esta forma, una tendencia ascendente es aquella formada por picos y valles sucesivamente más altos, una descendente por picos y valles sucesivamente más bajos y una tendencia lateral es aquella en la que los picos y valles son horizontales. A continuación, podéis ver ejemplos de los tres tipos de tendencia:

Tipos de tendencia en los mercados

En este caso, las letras A y D corresponden a dos tendencias bajistas, la letra B a una tendencia lateral y las letras C y E corresponden a dos tendencias alcistas respectivamente.

Como podéis ver, el precio nunca se mueve de forma uniforme sino que va creando picos y valles, como si se moviera en forma de zigzag. Esto es algo natural de todos los mercados y es que siempre que el precio alcanza un pico, luego retrocede creando un valle. La dirección de estos picos y valles es la que determina el tipo de tendencia que existe en el mercado. 

¿Cómo se forma una tendencia?

Como ya te he dicho antes, la tendencia simplemente es una línea que se dibuja en un gráfico con el objetivo de señalar en qué dirección se está moviendo el mercado. De esta forma:

-Para formar una tendencia alcista, necesitaríamos tres mínimos ascendentes.

-Para formar una tendencia bajista, necesitaríamos tres máximos descendentes

Aquí tienes una foto donde puedes ver una tendencia alcista:

ejemplo de tendencia alcista

En este caso, para formar la tendencia necesitaríamos haber visto los mínimos ascendentes 1, 3 y 5.. El punto 7 simplemente confirma aún más la tendencia aunque no hubiera sido necesario para su formación.

Este ejemplo muestra de forma muy clara el movimiento en zigzag de los precios. El precio se mueve del punto 1 al 2 y luego retrocede al 3. Hace lo mismo con el sector 3,4,5 con la diferencia de que el punto 5 está más alto que el punto 3 (por eso se necesitan mínimos ascendentes), lo que confirma la tendencia alcista del precio.

A continuación tienes el mismo ejemplo pero con una tendencia bajista.

Ejemplo de tendencia bajista

En este caso, necesitaríamos 3 máximos descendentes para formar una tendencia, que volverían a ser  los puntos 1, 3 y 5. El punto 7 confirma aún más la tendencia bajista pero repito, no sería necesario para formarla.

Podéis ver cómo en esta ocasión, el precio se mueve también en zigzag y los puntos 2, 4, 6 y 8 serían los mínimos descendentes.

Los Soportes y Las Resistencias: Las consecuencias de la tendencia

Como ya te he dicho antes, el precio se mueve formando picos y valles, como si estuviese haciendo un zigzag. Estos picos y valles que forman el precio cuando se mueve se llaman soportes y resistencias.

Los valles o mínimos se llaman soportes. Como su nombre indica, un soporte no es más que un nivel del gráfico por debajo del mercado donde hay más interés por comprar que por vender, es decir, donde la demanda es mayor que la oferta. Como resultado de esto, cuando los precios se acercan a un soporte o lo tocan, el precio vuelve a subir debido a que a ese nivel de precios, el interés por comprar supera a la presión por vendedora.

En la imagen de la tendencia alcista anterior, los puntos 1, 3, 5 y 7 representan niveles de soporte mientras que en la imagen de la tendencia bajista serían los puntos 2, 4, 6 y 8.

Por otro lado, los picos o máximos que va formando el precio se denominan resistencias. Así, una resistencia es un nive de precios por encima del mercado donde el interés por vender es mayor que por comprar, es decir, donde la oferta es mayor que la demanda. Como resultado de esto, cuando los precios se acercan a una resistencia o la tocan, el precio tiende a bajar puesto que a ese nivel de precios, la presión vendedora supera el interés por comprar.

Refiriéndonos a los ejemplos otra vez, en el caso de la tendencia alcista, los puntos 2, 4 y 6 serían las resistencias y en el caso de la tendencia bajista, los puntos 1, 3, 5 y 7 actuarían como resistencia.

Como podéis ver, en una tendencia ascendente, los niveles de resistencia son puntos donde el precio interrumpe la subida para más tarde ser superado por un punto mayor (puntos 2 y 4 en el ejemplo de tendencia alcista).

Por el contrario, en una tendencia descendente, los niveles de apoyo son precios donde el precio interrumpe la bajada para más tarde ser superado por un punto menor (puntos 2 y 4 en el ejemplo de tendencia bajista).

Aquí tienes una imagen de una tendencia alcista que forma soportes y resistencias como te acabo de explicar:

Por ello es esencial comprender los conceptos de soporte y resistencia, para entender por qué para formar una tendencia al alza se necesitan 3 mínimos ascendentes, de forma que si los mínimos dejan de ser ascendentes, podría ser una señal de que la tendencia en la que estamos podría estar terminando.

De la misma forma ocurre con la tendencia bajista y los máximos descendentes, donde si el máximo siguiente del precio, ya no está por debajo del anterior, quizás la tendencia esté en su fase final.

El movimiento lateralizado

Debido a este movimiento del precio que va formando soportes y resistencias podemos formar lo que también hemos llamado como tendencia o movimiento lateral.

Esto ocurre cuando el precio no crea ni mínimos ascendentes ni máximos descendentes, sino que va de un soporte a una resistencia continuamente. Ya te dije en la primera foto del artículo, que el punto B era una tendencia lateralizada.

Aquí tienes otro ejemplo gráfico hecho de mi puño y letra (de ahí la gran calidad de la imagen):

tendencia lateral trading

Como puedes ver, además de de que dibujo como una mierda, el precio no va hacia arriba o hacia abajo sino que se mantiene lateralizado. Esta tendencia lateral como puedes ver está formado por un soporte y una resistencia que son tocados muchas veces.

Para formar estas tendencias laterales, al igual que para formar las otras tendencias, necesitamos tres puntos o toques en un soporte (puntos 1, 3 y 5) y otros tres en una resistencia (2, 4 y 6). De esta forma, podremos decir que el precio en ese momento se encuentra lateralizado.

El intercambio de papeles de los soportes y las resistencias

Lo más interesante de los soportes y resistencias es que cuando son penetrados, intercambian sus papeles. Es decir, si el precio atraviesa un soporte, ese soporte empezará a actuar como resistencia una vez el precio haya penetrado y viceversa con las resistencias, si el precio rompe hacia arriba, la resistencia pasará a ser un soporte.

Aquí tienes un ejemplo de un donde un soporte es roto y pasa a ser una resistencia:

funcionamiento de soportes y resistencias

Como puedes observar, la línea es la misma solo que cambia su papel una vez el precio ha roto el soporte. Esto es porque los soportes y resistencias esconden una psicología por detrás que la gente no suele saber.

La psicología de masas que hay detrás del soporte y la resistencia

Esta es quizás la parte más importante de la píldora. Para entenderlo, tenemos que dividir el mercado en tres grupos: los compradores, los vendedores y los que no han tomado una decisión. 

Digamos que el mercado empieza a moverse hacia arriba a partir de un soporte.

Los que tienen posiciones largas (los compradores) ya compraron en el soporte y ahora están encantados de que el precio suba. Seguramente, si el precio retrocediera otra vez hacia el soporte, comprarían más para poder ganar más aún.

Los que tienen posiciones cortas (los vendedores) entraron en corto en el soporte y están cagándose en la puta porque el mercado está yendo hacia el lado contrario y están palmando pasta. Seguramente estén deseando que el precio vuelva al soporte donde se inició el movimiento alcista para poder deshacerse de las ventas sin perder dinero.

Los indecisos por otro lado, están viendo como el precio está subiendo y les gustaría entrar comprando en un buen momento para aprovecharse del movimiento al alza. Ese buen momento podría ser si el precio retrocede otra vez hacia el soporte donde se inició el movimiento. 

Si os fijáis, los tres grupos tienen un gran interés en que el precio vuelva al nivel del soporte para poder comprar. Por ello, en un soporte el interés comprador es superior a la presión vendedora o lo que es lo mismo, la demanda es mayor que la oferta.

Esto va a provocar que si el precio se acerca a un soporte, el precio rebote hacia arriba debido a todas esas compras que hay a la espera.

Esto que acabo de explicar ocurre de forma opuesta a si el precio, en lugar de subir a partir de un soporte, empieza a bajar a partir de una resistencia. En este caso, la resistencia es una zona donde hay mucho interés vendedor y si el precio se acerca a dicha zona, lo más seguro es que el precio rebote hacia abajo.

Esta psicología existente detrás de los soportes y resistencias explica el porqué dichos soportes y resistencias intercambian papeles una vez son penetrados. Son zonas de concentración de órdenes que cambian su polo según el lado en el que esté el precio.

BONUS: Vídeo explicativo para que afiancéis conceptos

Ha llegado la hora de que me veáis mi cara de acelga pero creo que es necesario para explicar con eficacia algo tan visual como es el análisis técnico. No prestéis atención al tío de la cámara, prestad atención a lo que dice y todos contentos

Con este vídeo final espero que entendáis todo lo explicado en la píldora a la perfección y podáis entender cómo os pueden ayudar las tendencias, soportes y resistencias a saber hacia dónde hay más posibilidades de que el precio se mueva. Y también a identificar posibles puntos de salida y entrada.

Es la primera vez que hago un vídeo así así que os pido paciencia porque quizás no me expreso del todo bien. 

OJO! En el minuto 13:56 se corta el sonido justo cuando digo que es resistencia pero en realidad es un soporte (que antes fue una resistencia pero fue violada)

Espero que hayáis entendido la píldora y nos vemos pronto por aquí.

Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *